Ainhoa & Emaitz

En estos momentos son el equipo de entrenamiento de Amador, junto a Maria Sagasti la doctora.

Es el último cambio, un cambio que fue algo traumático ya que tubo que dejar a su entrenador y amigo Salvador Cabeza de Vaca, pero no fue fácil la separación.

Ha encontrado en esta pareja no solo unos entrenadores, unas grandes personas y a la postre unos grandes amigos, una amistad que espera que dure en el tiempo.

Ainhoa es la que manda, como buena mujer, es la que pone el trabajo coordinado con la doctora María, se coordinan y deciden que hay que hacer en cada momento, le gusta estar en un segundo plano, pero esta.

Emaitz, el brazo ejecutor, su experiencia como exciclista, sumado a su bagaje, que decir, una persona que no te falla, que te da más de lo que te debería de dar, los dos, la persona con la que mete los kilómetros, los tras moto, lo tiempos en pista, las pesas en el gimnasio, la que día a día esta ahí.

Le ha corregido tantas cosas que son imposibles de enumerar, en su txiringuito ahí pasan las horas hablando.

http://www.ttemaitz.com/

Con el posicionamiento den la bicicleta ha conseguido que Amador emplee unos músculos que estaba atrofiados, y estos han despertado algo, no excesivamente porque ahí esta la discapacidad pero ahora son funcionales.

En el gimnasio le ha corregido el trabajo, de tal manera que han conseguido poder utilizar parte de la pierna que apenas utilizaba debido a los apoyos que emplea con normalidad.

Debido a su trabajo en el gimnasio se ha hecho respetar, allí entrenan profesionales de la pelota que se han dado cuenta del trabajo que realizan y ahora les respetan los turnos, son unos más dentro del gimnasio.

Llevan años de mucho trabajo, mucho sufrimiento, mucho esfuerzo, que decir de ellos, simplemente que merece la pena conocerles y ser amigos suyos.